Candela al jarro, hasta que largue el fondo. Michel GMG.


INAUGURACIÓN SÁBADO 23.03, CAAA EN GUIMARÃES, PORTUGAL.

Mientras releía El fin del trabajo, texto de Jeremy Riftkin que recorre los dramáticos cambios en los modelos de vida laboral por los que ha pasado el hombre durante las revoluciones industriales, así como el consecuente impacto de la tecnología sobre los mercados y sobre los empleos, sentí la necesidad de revisar mi contexto más inmediato, la resistencia cultural de una nación cuya historia más cercana ha calado profundamente en los genes de sus habitantes la necesidad imperiosa de reutilizar, reparar y aprovecharlo todo. Con esta inquietud, salí a pasar mis ojos curiosos por la calle principal de la ciudad de Pinar del Río. Rápidamente pude constatar que la preocupación de este autor y su premonición tecnoparadisíaca que entona un réquiem por la clase trabajadora llegarán con mucha lentitud a mi pueblo. Me propuse entonces realizar varios ensayos fotográficos como evidencia de que en Cuba sí se aprovecha todo y el que sepa reparar o innovar para mantener algo funcionando tiene garantizado un trabajo que dará alimento a su familia. Entonces reafirmé la convivencia de un oficio con otro, de las creativas soluciones aportadas por los especialistas y la pasión con que estos hombres de modo honrado y consecuente se entregan a su labor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *